Museo del Puerto de San Juan

51 Calle Pelayo, Puerta De Tierra, Puerto Rico


Las comunidades portuarias de todo el mundo desempeñan un papel integral en el legado cultural de sus naciones. A lo largo de la historia han sido la conexión de la comunidad local con la comunidad global. Ese legado no debe perderse durante este período de dramático cambio para Puerto Rico. La comunidad portuaria de Puerta de Tierra está en transición. Está entrando en una nueva era de crecimiento económico, cultural y artístico. Puerta de Tierra significa "puerta terrestre". El Museo del Puerto de San Juan sirve como un hito de esta comunidad: un primer punto de entrada para visitantes de todo el mundo para ver nuestra cultura local, historia, arquitectura, música y arte.

 

 
Juan Antonio Rosada, 1949

Juan Antonio Rosada, 1949

Exhibir los maestros de Puerto Rico, pasados presentes

El museo contará con exposiciones rotativas de los artistas más importantes de Puerto Rico. Nuestra primera exposición es una retrospectiva del pintor puertorriqueño Carmelo Sobrino, cuya dedicación a la comunidad lo ha convertido en una figura importante para Puerta de Tierra. Las futuras exposiciones serán comisariadas por la Junta Directiva de Villa Carmen para centrarse en artistas nacionales e internacionales que están desarrollando obras en la intersección del arte y la participación de la comunidad.

Una cápsula del tiempo para preservar nuestro patrimonio

El Museo del Puerto de San Juan trabaja mano a mano con los residentes de Puerta de Tirera para preservar el tapiz de nuestro legado cultural. Familias y organizaciones de la zona contribuyen con artefactos únicos y antigüedades para capturar el cambio de siglo, e inmortalizar piezas de su historia familiar. Villa Carmen en sí es un edificio emblemático, que captura un momento particular y de corta duración en la historia arquitectónica de Puerto Rico. Construido en 1932, su construcción utilizó el nuevo material de su día, concreto, para capturar el estilo neocolonial francés. El resultado es un monumento permanente a este período de tiempo único, que nos da una ventana a un mundo en transición.

 

Original restored Italian tiles, 1923

Original restored Italian tiles, 1923

Juan Antonio Rosada

Juan Antonio Rosada

Una visión perdurable

Villa Carmen ha sido el hogar y el taller de algunos de los artistas más famosos de Puerto Rico. En la década de 1950, Villa Carmen fue ocupada por el reconocido pintor Juan Antonio Rosada, quien invitó a embajadores culturales, artistas y figuras políticas a ver los horizontes artísticos de Puerto Rico. Su visión era un espacio para crear arte y compartir la cultura de Puerto Rico con el mundo. El establecimiento del Museo del Puerto y del Atelier Villa Carmen representa no sólo la continuación de esa visión, sino también un compromiso con el importante papel de las artes en la configuración del futuro de nuestro país.


 
Sobrino-1-FT.jpg

Artista destacado:

Carmelo Sobrino

 

Carmelo Sobrino nació en Manatí en 1948, hijo de Doña Trinidad Arroyo y Don Carmelo Martínez. Sobre la muerte de su padre, Sobrino fue a vivir con sus abuelos en el país. Aquí descubrió el arte por primera vez en la artesanía y el trabajo de sus mayores, que hizo instrumentos musicales y tallas de madera. Asistió a la Escuela Vocacional Miguel Tal en Arecibo, donde estudió dibujo de construcción. Su primer maestro de arte formal fue Don Oscar Colón Delgado en Hatillo. Más tarde, en los años 60, estudió pintura, escultura, vidrieras y gráficos con grandes maestros como Fran Cervoni, Carlos Raquel Rivera, Rafael Tufiño y Augusto Marín, entre otros, en la Escuela de Artes Plásticas del Instituto de Puerto Rico de Cultura. Lee mas...

 

Próxima instalación:

Altares De Purgatorio

Diseñado por el artista en residencia Esteban Figueroa, esta instalación explora cómo el arte puede afectar la narrativa cultural de nuestra sociedad. Hace treinta años se introdujo un proyecto al sistema penitenciario de Puerto Rico para enseñar a los presos cómo tejer saltamontes y pequeños animales de hojas de palma. Al proporcionar estas habilidades, los presos liberados tenían herramientas para llegar a fin de mes. Con el paso de los años, los reclusos vendían cruces y animales el Domingo de Ramos, que se han convertido en símbolos emblemáticos de las fiestas católicas en Puerto Rico. Estos saltamontes son simbólicos de transición y transformación y cómo nuestras instituciones y comunidades interactúan con otros. Esta instalación rehabilitará todo el edificio de Villa Carmen con un enjambre de saltamontes, que se mueven al viento y parecen comer la estructura como un enjambre. El simbolismo juega con la percepción que nuestra sociedad tiene de la población carcelaria.

Screen Shot 2016-10-31 at 7.08.50 PM.png
grasshopper .jpg